Para una Startup no hay nada más importante que la caja (Parte II)

Publicado originalmente en el Blog de Cink-Emprende

 

En el post anterior explicamos la importancia de priorizar el control del dinero que tenemos disponible (Cash flow) para la gestión económica de nuestra empresa. Ahora, detallamos 6 acciones que te ayudarán a llevar un buen control sobre la evolución de tu flujo de caja:

1.- Control mes a mes: Quienes vemos proyectos empresariales regularmente nos solemos encontrar con que los promotores tienen hechos números anualizados. Este es el primer error a evitar, ya que a lo largo de cada año habrá períodos con diferente intensidad, tanto de ingresos como de egresos, por lo que es fundamental trabajar con números mensuales.

2.- Periodicidad de cobros y pagos: No es lo mismo hacer una venta que cobrar una factura (a menos que sólo trabajes de contado), así que una de las cosas que debes tener definidas es el período promedio de cobro (puede que lo que vendas en marzo lo cobres en abril o en mayo y será entonces cuando el dinero esté disponible en tu caja). Sucede lo mismo con los pagos, lo que te sirve un proveedor A puede que sea al contado, pero el proveedor B te da 30 días de plazo para pagarle.

3.- No te olvides de los pagos a la seguridad social: Cada trabajador que contrates tiene un “coste añadido” que varía en función del salario bruto que le vayas a pagar. Esto se conoce como Coste de empresa y no has de olvidar contemplarlo porque podría causarte desajustes en tu flujo de caja ya que cada mes, además de los 1.000€ que le pagarás a tu trabajador (por ejemplo), le tendrás que pagar a la Seguridad Social el coste de empresa que éste genera (es bastante habitual calcular un 33%).

Cashflow Checklist

4.- Mucho cuidado con el IVA: Lo del IVA podría requerir todo un post, pero para centrarnos en el tema del flujo de caja te explico; haz todos tus cálculos SIN IVA (ventas, compras y gastos) y lleva a parte el control del IVA que has pagado o cobrado (se suele hablar de IVA soportado -el que pagas- e IVA repercutido -el que cobras-). Si has cobrado más de lo que has pagado NO USES ESE DINERO COMO SI FUERA DE LA EMPRESA (y mucho menos tuyo). En marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año has de declararlo y “pagárselo” a la Agencia Tributaria (si estás leyendo este post fuera de España, tendrás que informarte sobre la fiscalidad propia de tu país).

5.- Atento con los impuestos: En función del tipo de negocio podría haber variaciones, pero lo más habitual es que a nivel de impuestos (al margen del IVA del que acabamos de hablar) toque pagar el Impuesto de Sociedades si la empresa ha tenido beneficios. En función del beneficio que haya dado la empresa el año anterior tendrás que calcular cuánto toca pagar, pero puedes “asumir”, ya que es lo más habitual, que será un 25%. Este pago ha de realizarse como máximo los primeros días del mes de julio.

6.- Antes de despedirme, un último consejo: no “apures” demasiado. Recuerda que esto son previsiones y que podrían no cumplirse, así que aunque tu caja “no se  ponga en rojo” porque (en teoría) tendrás 227€ en el banco, date un poco más de margen y ten preparadas soluciones alternativas (postergar pagos, ajustar plantilla o entrada de dinero, bien por vía de capital o de endeudamiento).

En próximos posts, seguiremos tratando temas de gestión económica para Starups.

Un saludo y hasta la próxima,

Anuncios

Para una Startup no hay nada más importante que la caja (Parte I)

Publicado originalmente en el Blog de Cink-Emprende

 

Cash flowflujo de caja, tesorería… Hay muchas maneras de referirnos a este indicador de liquidez que, tristemente, suele ser olvidado por los emprendedores quienes suelen estar más centrados en la rentabilidad del negocio.

OJO, que el proyecto sea rentable es fundamental. Nadie va a embarcarse en una aventura empresarial para perder dinero, sin embargo, en sus fases iniciales la mayoría de los proyectos o empresas pasarán por períodos de cash flow negativo y es imprescindible tenerlos detectados para tomar las medidas necesarias, bien sea ajuste de costes y gastos para evitar caer en “números rojos” o bien inyectar capital o acudir a financiación externa para superar estos períodos.

cashflow-WC

Para explicarlo de manera sencilla, el cash flow de una empresa es la diferencia entre el dinero que entra en la caja y el que sale de la misma, mientras que el beneficio de una empresa es la diferencia entre facturación y la suma de costes y gastos que requiere la actividad. Así pues, como decía con anterioridad, una empresa puede arrojar beneficios a final de año pero haber tenido momentos de pérdidas a lo largo del mismo y no contar con la liquidez (dinero disponible) necesaria para sostenerse.

A modo de ejemplo, pensemos en negocios muy estacionales como las jugueterías, que concentran el 70-75% de su facturación entre noviembre y enero. En casos como este es vital tener claro con antelación cómo se va a comportar nuestra caja durante el año ya que habrá períodos “valle” en los que los gastos de la empresa sean muy superiores a sus ingresos. Por eso el título de este post, ya que en fases iniciales será la disponibilidad de dinero para avanzar con el desarrollo del negocio lo que determine el éxito o el fracaso de nuestra iniciativa, sin importar esa rentabilidad del 75% que estaba prevista para llegar en el año 3.

Dicho esto, ¿qué puedes hacer para controlar tu cash flow?

En el próximo post explicaremos con detalle 6 acciones que te permitirán hacer una correcta planificación del comportamiento de tu caja y, en consecuencia, aumentar las posibilidades de éxito de tu negocio.

Un saludo y hasta la próxima,