Zona de confort masificada…

No es secreto para nadie que cada lugar de este planeta (y supongo que de otros) tiene su propia cultura: sus costumbres, tradiciones, creencias…

No sé si es por estas diferencias culturales, por referentes históricos o hasta por inconsciente colectivo, pero una de las diferencias que más me ha llamado la atención siempre es la “visión de futuro” que hay en Venezuela y su diferencia con la que siento que hay aquí en España.

Yo crecí en Venezuela, donde el término emprendimiento no se usaba como vocablo habitual, pero era una realidad masiva. Para evitar generalizar voy a decir que un elevado porcentaje de la población sueña con tener un negocio propio, aún cuando esto signifique “alejarse” de la carrera que estudiaron. Allí (donde no hay una jubilación digna, todo sea dicho), la idea de trabajar para otro es una manera de preparar el terreno para luego “montar algo que sea mío”. Me voy a permitir utilizar el ejemplo de dos buenos amigos:

Rolando es abogado (le costó, pero al final se apiadaron de él jeje), sin embargo tiene una empresa de organización de eventos y está especializado en espectáculos pirotécnicos. De hecho, gracias a su trabajo logró pagar su carrera universitaria. ¿Trabajará algún día como abogado? Puede que sí, pero tengo mis dudas…

Ricardo es Licenciado en Gerencia hotelera (estudiamos juntos gran parte de la carrera). Cuando salió de la universidad trabajó como encargado en el bar de un amigo, luego trabajó en el departamento comercial de una de las cadenas de cines más grande de Venezuela, empleo que dejó para montar su propia empresa de publicidad y un par de “corners” de venta de helados en sendos centros comerciales.

Mientras tanto, aquí en España y, nuevamente, sin intención de generalizar, la gente siente un temor elevadísimo de “montar su negocio”. Trabajar para otro es el escenario ideal y ser funcionario un sueño peligrosamente generalizado.

Yo creo que el mercado da para todos: funcionarios, asalariados, emprendedores, multinacionales, PYMES…, lo que me preocupa son las proporciones; y dando un paso más, me pregunto si esta búsqueda masiva de estabilidad no tiene parte de culpa en esta época de inestabilidad económica, política y social que nos toca vivir.

¿Qué te parece?

Hablamos…

Anuncios

5 thoughts on “Zona de confort masificada…

  1. Carlitos te cuento que yo soy una de las que quiero montar un negocio propio y no trabajarle a mas nadie, pero me ha costado por no tener coraje y desicion. T e cuento que en España la gente toda , toda quiere ser asalariada , les da pavor montar un negocio propio, lo digo por experiencia, no se si las facilidades que aun tenemos aqui hasta Dios vaya a saber cuando las tendrán allá, me refiero a préstamos bancarios, préstamos gubernamentales, proyectos en cooperativas, etc. El miedo que me ha dado en venezuela aparte de las expropiaciones es la cantidad de requisitos que están pidiendo actualmente , llámese inpsasel, sso, lopna, mintur, saime, etc si hablamos del área de turismo y hoteleria. A veces me pregunto si mi tiempo ya paso? o si si vale la pena y monto algo? sabes me identifico porque estoy en ese gran dilema y mis temas son Vzla y España. Q hacer no se? un abrazo. Quizás invertir todo ? quizas seguir trabajando y montar algo? el tiempo? etc. besitos.

    • Rinna, te entiendo perfectamente. Tus dudas y preocupaciones son normales, todos los emprendedores las tenemos, ya sea en Venezuela, España o China; obviamente no son las mismas en todos los sitios. Aquí en España nadie tiene miedo a que le expropien el negocio, por ejemplo…
      Yo sólo te puedo decir que si es una inquietud verdadera y no una “opción más” creo que has de intentarlo. Se parece bastante a tener un hijo; NO hay momento ideal, siempre algo podría estar mejor, sin embargo luego está lleno de retos y muchísimas satisfacciones :)
      Muchos saludos

  2. Carlos, felicidades por este post, creo que explica muy bien la situación. Si me lo permites, añadiré que el “sistema financiero” ha estado permitiendo esto durante décadas: Una família con dos sueldos de funcionario, podía tener su piso y su segunda residencia para los fines de semana, dos coches, irse de vacaciones todos los años, y pagar la carrera a los hijos. En este marco, el ser funcionario es un chollo!: El crédito fácil dió la oportunidad a mucha gente de tenerlo casi todo, y este es precisamente el sistema financiero que ahora se ha ido al traste. Yo también estoy mirando si monto mi propia empresa, y tengo que decir que cada vez que encuentro una solución a un obstáculo, aparece un problema para esta solución. Quizás no hace falta que el Estado o el gobierno “ayuden”; bastaría con que se quiten de enmedio. Pero lo seguiré intentando hasta el final, aunque implique asumir ciertos riesgos.
    Un abrazo! :-)

    • Gracias Joan.
      Efectivamente se ha ido creando un status quo a lo largo de los años que se ha vuelto insostenible. Sin embargo es curioso que de momento quienes pagan más platos rotos NO son los funcionarios, si bien todo llegará y estos nuevos recortes que anuncia el gobierno (en voz muy bajita, eso sí) parece que comenzarán a tocar algunas teclas delicadas.
      En cuanto a las trabas y obstáculos te cuento que las hay en todas partes. Ojalá esta oleada de emprendimiento que parece haber comenzado permita aligerar burocracias y facilitar un camino que de por si está plagado de retos.
      Mucha suerte y mantenme al tanto de tus proyectos.
      Abrazo…

Dime...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s